Hoy por hoy, Google tiene una cuota de búsquedas superior al 98% en España, por lo que no es de extrañar que todo el que tiene una web, ya sea particular o empresa, comparta el deseo de salir el primero en Google. Un trabajo a medio o largo plazo que depende de muchas variables, algunas de ellas fuera de nuestro control, pero que podemos trabajar a través del SEO, la optimización en los motores de búsqueda.

Las diferentes acciones del posicionamiento SEO se dividen en dos bloques:

  • SEO On-page: las tareas que se realizan dentro de la web, y en las que nos centraremos en este primer post sobre posicionamiento web.
  • SEO Off-page: las que se llevan a cabo fuera de la web, y que veremos en un próximo post sobre SEO.

El SEO On-page

El objetivo principal del SEO On-page es conseguir que los buscadores puedan indexar nuestra web con la mayor facilidad posible, entender el contenido de la misma y valorar la experiencia del usuario.

Lo ideal para una buena optimización On-page es planificarla antes de desarrollar nuestra web; optimizar una web ya creada es más costoso en tiempo y recursos que hacerlo desde cero. A lo largo de este post veremos los principales factores que intervienen en el SEO On-page, y entenderéis por qué cuesta más optimizar una web ya creada que planificar el SEO antes de su desarrollo.

SEO On-page: Las palabras clave

El primer paso en cualquier estrategia de posicionamiento SEO es definir las famosas palabras clave por las que queremos posicionarnos. Éstas se pueden agrupar en dos grandes grupos:

  • Palabras clave genéricas o head tail. Palabras clave cortas, con gran volumen de búsquedas y una alta competencia. Ejemplo: posicionamiento SEO.
  • Palabras clave específicas o long tail. Son palabras clave largas, con pocas búsquedas y poca competencia; más fáciles de posicionar que las genéricas, pero con menor índice de búsquedas. Ejemplo: quiero salir el primero en Google.

Lo ideal a la hora de empezar con la selección de palabras clave es elaborar un listado con las que consideramos más relevantes para nuestra web, filtrándolas y ampliándolas con las herramientas que veremos a continuación:

Herramientas para la selección de palabras clave

El planificador de palabras clave de Google. Probablemente la más útil de todas, es una herramienta que forma parte de Google Adwords, y nos ayuda a estimar el volumen de búsquedas de nuestras palabras clave, así como a encontrar nuevas.

Planificador de palabras clave de Google

Google Trends. Otra herramienta gratuita de Google. Nos ayuda a analizar tendencias de búsqueda, en un periodo y zona geográfica determinados. También nos propone palabras clave similares. Puedes probarla aquí: http://www.google.es/trends/?hl=es

google trends

 

Google InstantCuando buscamos información en la caja de búsquedas de Google, éste autocompleta lo que vamos a escribir dirigiéndonos hacia búsquedas relevantes. Una forma sencilla de investigar palabras clave con un mínimo de búsquedas.

 

google instant

 

Las búsquedas relacionadas. Cuando hacemos una búsqueda en Google, en la parte inferior nos aparecen búsquedas relacionadas, al igual que en Google Instant, Google nos dirige hacia búsquedas relevantes con palabras clave similares.

busquedas relacionadas

Factores a tener en cuenta cuando seleccionamos nuestras palabras clave

Ahora que sabemos qué herramientas utilizar para seleccionar nuestras palabras clave, tenemos que tener en cuenta otros factores a la hora de elegir las definitivas, como el nivel de competencia de las mismas (las más disputadas son más difíciles de posicionar) o el número de palabras clave que debemos seleccionar (lo recomendado es seleccionar una o dos palabras clave por cada página de nuestra web).

Una vez seleccionadas las palabras clave que queremos posicionar en cada página, debemos incluirlas en:

  • El contenido de las páginas
  • Las URLs que componen la web
  • Las descripciones de las fotos y los vídeos
  • Las metaetiquetas

SEO On-page: Estructura web

Para Google cada vez es más importante la experiencia del usuario que navega por nuestra web, por lo que definir una organización clara e intuitiva incide de forma directa en el SEO. Lo ideal es crear una estructura simple sin demasiados niveles de navegación, evitar el uso de pop-ups (ventanas emergentes) y de código flash.

Diseño responsive

El diseño responsive es el diseño adaptado a móviles, una tendencia del diseño web que Google valora muy positivamente. Que nuestra web esté adaptada a móviles es otro punto a favor para que Google valore positivamente nuestra web.

Diseño responsive

SEO On-Page: El nombre del dominio y el alojamiento web

La elección, la antigüedad y la caducidad del dominio

Una de las decisiones más importantes a la hora de elegir el dominio de nuestra web es si utilizar nuestra marca o nuestras palabras clave. Si nuestro sitio web es de baja calidad utilizar nuestras palabras clave no servirá de mucho, pero si nuestra web está optimizada y además nuestro dominio contiene nuestras palabras clave,  puede ser de gran ayuda para el posicionamiento.

Otra cosa a tener en cuenta es la longitud y la facilidad de recuerdo. Por eso debemos optar por un dominio corto y evitar caracteres como guiones y números.

Para comprobar la disponibilidad de un dominio podemos utilizar herramientas como http://whois.net/ o http://www.domainsbot.com/.

La antigüedad y la caducidad del dominio son factores relevantes en el posicionamiento SEO. Google considera que cuanta más antigüedad, más confianza ofrece el sitio y mejor le posiciona. Así como la fecha de expiración del dominio. Si en vez de renovar nuestro dominio anualmente elegimos un periodo mayor, por ejemplo diez años, Google lo valorará positivamente.

El alojamiento web

A la hora de elegir un alojamiento web debemos elegir uno que nos proporcione buenos tiempos de respuesta, es decir, que sea veloz, y que esté ubicado en el mismo país al que vamos a dirigirnos.

La velocidad de carga y el tiempo de respuesta de nuestra web es el factor más importante para el SEO, por lo que elegir un hosting de baja calidad que no nos ofrezca una buena velocidad es una muy mala decisión si queremos posicionar correctamente nuestra web, y que, en muchas ocasiones, olvidamos tener en cuenta.

SEO On-page: Enlaces y URLs amigables

Enlaces internos

Los enlaces internos son aquellos que conectan diferentes páginas dentro de nuestro sitio web; un buen uso de los mismos mejora la usabilidad y es premiado por los motores de búsqueda. Si colocamos los enlaces en nuestro contenido para vincular unas páginas y posts con otros, conseguiremos que los usuarios pasen más tiempo en nuestra web y facilitaremos la indexación por parte de Google.

Enlaces salientes

Enlazar a páginas externas de calidad y relacionadas con nuestro contenido es otro factor que mejora la experiencia de usuario y la usabilidad de la web, por lo que Google también nos premia si hacemos un buen uso de ellos.

URLs amigables

Las URLs amigables ayudan a interpretar mejor el contenido de la página a los motores de búsqueda, son fáciles de recordar y nos permiten estructurar mejor nuestra web.

Ejemplos de URLs amigables:
http://www.vinklum.es/index.php/artesanos-de-la-comunicacion/
http://www.vinklum.es/index.php/la-importancia-de-una-newsletter-en-tu-estrategia-de-marketing-online/

Ejemplo de URL no amigable:

http://www.vinklum.es/index.php/?87651=743&=078

Para optimizar el posicionamiento de nuestras URLs, debemos incluir en ellas las palabras clave más importantes de cada página, y separar cada palabra con guiones altos (-).

SEO On-page: El contenido

Junto con la velocidad, el contenido es el factor más importante para el posicionamiento SEO, y cuando hablamos de contenido nos referimos también a las fotos y los vídeos.

Cuando generamos contenido para nuestra web debemos conocer qué palabras clave utiliza nuestro público para encontrar lo que queremos transmitir (ya hemos visto cómo averiguarlas) e incluirlas unas cuantas veces en nuestro contenido, pero sin pasarnos. Si incluimos las palabras clave 5 veces en 7 líneas (por ejemplo), Google podría considerar que estamos sobreoptimizando nuestro sitio y penalizarnos por ello. Debemos incluirlas de manera natural, escribiendo para personas y no para los buscadores.

Etiquetas H1, H2, H3…

Las etiquetas de encabezado son una de las herramientas más potentes para el SEO porque le dan pistas a Google sobre el contenido de nuestras páginas.
H1 es la etiqueta que indica el título del sitio, por lo que sólo puede aparecer una vez si no queremos confundir a Google. H2 nos permite resaltar las subsecciones de la página o post, y lo ideal es que haya entre 2 y 8 en cada una de nuestras páginas o posts. H3, H4, H5 y H6 nos ayudarán a definir subapartados de H2, pero su incidencia en el SEO es más limitada.

Ejemplo del uso de etiquetas:

<h1>Posicionamiento SEO: quiero salir el primero en Google (primera parte)</h1>

<h2>SEO On-page: Enlaces y URLs amigables</h2>

<h3>Enlaces internos</h3>

<p>…</p>

<h3>Enlaces externos</h3>

<p>…</p>

<h3>URLs amigables</h3>

Estilos

Además de redactar buenos contenidos y estructurarlos correctamente con las etiquetas de encabezado, es importante darles formato; nos referimos especialmente a negritas y cursivas, indicadas para resaltar aquellas palabras clave que queremos posicionar. Pero, como en todo, tenemos que tener cuidado con el abuso. Si nos excedemos Google ya no sabrá qué queremos resaltar y qué no.

No debería hacer falta mencionarlo pero viendo lo que se ve en Internet (y en lo que no es Internet) es muy recomendable, tanto para el posicionamiento como para la imagen que damos a nuestros visitantes, escribir correctamente y sin faltas de ortografía.

Contenido original, de calidad y actualizado

Una de las máximas del posicionamiento SEO desde la última actualización de Google es generar contenido original y actualizado con frecuencia, por lo que es cada vez más importante que incluyamos un blog o sección de noticias en nuestra web que vayamos llenando con contenidos que incluyan, en la medida de lo posible, nuestras palabras clave.

Las imágenes

A los usuarios les gustan las webs enriquecidas con imágenes, por lo que es importante que las incluyamos en nuestros contenidos; pero debemos tener en cuenta que sin una buena descripción de cada una no  podrán leerlas, y por tanto, no las tendrán en cuenta para el posicionamiento. Esta descripción se hace a través de tres atributos: el nombre del fichero (xyz.jpg), el título (title) y la descripción (alt). Es importante, además, que optimicemos su tamaño y resolución, si subimos imágenes muy pesadas haremos que nuestra web sea lenta y ya hemos visto que esto afecta muy negativamente a nuestro posicionamiento.

Ejemplo de cómo deben ser los atributos de una imagen para la palabra clave “diseño responsive”:

<img src=”diseño-responsive.jpg  title=”Diseño responsive”  alt=”diseño web responsive”/>

Un ejemplo de buen y mal uso del título o title en las imágenes:

agencia de posicionamiento seo en mallorca

En la primera imagen al pasar el ratón por encima nos aparece el contenido del atributo title, y comprobamos que está bien optimizada. En la segunda, no sólo no está optimizado el atributo title, si no que nos muestra el título de la foto IMG_3061.jpg comprobando a su vez que ni siquiera se ha renombrado el nombre del fichero.

SEO On-page: Qué debes pedirle a tu webmaster

Hasta ahora hemos visto los aspectos más importantes que la persona encargada de generar el contenido de una web o blog debe tener en cuenta si quiere tener un buen posicionamiento SEO. Pero hay otros, igualmente importantes, de los que se debe encargar la persona que programará la web y es importante que los conozcas para saber qué debes exigirle si quieres que tu web esté optimizada para los motores de búsqueda.

Metaetiquetas

Las metaetiquetas son elementos ubicados en el código html de cada una de las páginas de la web que aportan información a los robots de los motores de búsqueda y a los navegadores sobre el sitio web.

Aunque con las últimas actualizaciones del algoritmo de Google han perdido importancia, es importante que hagamos un buen uso de ellas para optimizar nuestro sitio web.

Los archivos sitemap.xml y robots.txt

Para que nuestra web sea correctamente indexada es imprescindible que contemos con estos dos archivos en la raíz de nuestra web. Su objetivo es indicar a los buscadores cómo deben indexar el contenido y qué contenido tener en cuenta.

Tiempo de carga

Como hemos mencionado anteriormente el tiempo de carga es un factor muy importante en el posicionamiento web, especialmente desde la llegada de los smartphones, ya que el ancho de banda de éstos suele ser mucho más limitado que cuando accedemos desde una conexión por cable.

Entre los factores que afectan al tiempo de carga se encuentran la velocidad del servidor, la forma en que ha sido programada la web y el tamaño de las imágenes.

Qué pedirle a tu webmaster para reducir el tiempo de carga

  • Un alojamiento web adecuado que dé buenos tiempos de respuesta y que esté ubicado en el país al que se dirige nuestra web.
  • Compresión con Gzip. Un método de compresión que puede llegar a reducir hasta un 70% el tamaño de los archivos de nuestra web o blog.
  • Eliminar elementos innecesarios. Cuando nuestra web está creada en CMS como WordPress o Joomla, solemos instalar un buen número de plugins y extensiones. Es importante que eliminemos los que no estamos utilizando para evitar que añadan un tiempo de carga extra innecesario a nuestro sitio.

Si quieres medir el tiempo de carga de tu web puedes utilizar herramientas como http://developers.google.com/speed/pagespeed/insights/. Esta herramienta analiza la velocidad de respuesta tanto para ordenadores como para móviles y te sugiere cómo corregir los aspectos que ralentizan tu web.

Ya conocemos los factores principales que afectan al SEO-Onpage de nuestra web, en un próximo post veremos qué factores afectan al SEO-Offpage y qué acciones seguir para, poco a poco, conseguir ese deseo común que mencionábamos al principio: salir los primeros en Google.

Aida Moyano
Estrategia y social media management

Fuente: Curso de SEO de la Fundación Uned