La fiebre de las redes sociales está provocando que otros canales de comunicación, igual o más efectivos que ellas, estén cayendo en el olvido para muchas empresas. Un ejemplo muy claro es el de las newsletters y el email marketing, clásicos ya de la comunicación, que pese a su alta efectividad cuando las bases de datos son de calidad, a muchos se les olvida incluirlos en su estrategia de marketing online (junto a una buena optimización SEO, campañas de Adwords, presencia en redes sociales y contenidos en sus blogs y webs).

Antes de entrar de lleno en la materia, me gustaría diferenciar entre email marketing y newsletter, que pese a que podemos utilizar la misma base de datos y la misma herramienta para uno y para otra, hay algunas diferencias en su contenido que deberíamos aclarar.

Ambas son publicaciones digitales que se distribuyen por correo electrónico, la diferencia entre una y otra radica principalmente en que la newsletter tiene un carácter más informativo y periódico y sus receptores son suscriptores que han solicitado recibirla por correo previamente (puedes suscribirte a la de vinklum aquí); y el email marketing se utiliza principalmente para promocionar productos y servicios de la marca en cuestión, y se suele enviar, además, a bases de datos masivas.

Por qué utilizar una newsletter en tu estrategia de marketing online

Seamos sinceros, dar un “me gusta” en Facebook es algo que cuesta relativamente poco, y de 300 fanpages que sigues apenas te llegan actualizaciones de 50, a no ser que dichas páginas inviertan en Facebook Ads, que la cosa cambia bastante… (a mejor). Pero suscribirte por correo electrónico a la publicación de una marca implica una relación más estrecha; cuando quieres que las novedades de una empresa lleguen a tu buzón de correo significa que sus contenidos realmente te interesan.

Además, si tenemos una buena base de datos la newsletter es la mejor aliada de nuestras webs y blogs, convirtiéndose en una de las mayores fuentes de tráfico; y gracias a su periodicidad (semanal, quincenal, mensual…) nuestra base de datos recibe impactos repetidos de nuestra marca, siendo ésta una buena forma de fidelizarles, si les ofrecemos buenos contenidos claro…

Para terminar, quiero destacar el que para mí es uno de sus mayores atractivos: la medición de resultados.
Si utilizamos herramientas como Mailchimp para nuestro envío de newsletters podemos acceder a métricas tan interesantes como la tasa de apertura de nuestros envíos, el número de clics, qué enlaces han visitado o el número de bajas de tu lista de correo. Gracias a estos reportes podemos ir ajustando nuestros contenidos a los gustos de nuestra base de datos e ir consiguiendo así una tasa de apertura y de conversión cada vez más alta.

Métricas Mailchimp

 

Cómo integrar nuestras redes sociales y nuestra newsletter

Y como en toda estrategia de marketing online, lo ideal es integrar unos canales con otros, por eso podemos debemos hacer lo propio con nuestras redes sociales, web/blog y nuestra newsletter.

¿Cómo? Integrando en nuestros canales sociales la opción de suscribirse por email a las noticias de nuestro blog o a nuestra newsletter (como en nuestra fanpage), incluyendo los enlaces de nuestras redes sociales en nuestros envíos de newsletter, o con acciones tan geniales como ésta que llevó a cabo Sony Electronics integrando su perfil de Pinterest con el email marketing.

Aida Moyano
Estrategia y social media management

Imagen destacada de DijutalTim